Athletic Bilbao 3-Sporting de Lisboa 1-Europa League

Athletic Bilbao 3-Sporting de Lisboa 1-Europa League 2011-2012-Resultados

Locura en San Mamés. El Athletic, con un gran Llorente, remonta ante el Sporting de Portugal a base de fe y llega a una final europea 35 años después

Athletic Bilbao 3-Sporting de Lisboa 1-Europa League
GOLES

17´ Susaeta
43´ Van Wolfswinkel
45´ Ibai Gómez
87´ Llorente

Era sí o sí. Era una disputa entre el que la busca y el que la encuentra. Era la fe frente al oficio. Era el credo ante la salve (para quienes crean en los sortilegios). Eran los chicos del infierno feliz donde habitaba el Athletic desde 1977 cuando jugó (y perdió) su única final europea, de la UEFA contra el Juventus, deseando tocar cielo, el pelo del cielo, aunque solo fuera la alfombra del cielo. 
Ser o no ser. Y fue. Fue por fe, venciendo la adrenalina de un comienzo indescriptible, un intermedio inquietante, tras el empate del Sporting, y un final como hacía décadas que no se veía en San Mamés. Nunca desde los años ochenta había sido Bilbao, Bizkaia, tan íntimamente feliz.

El Athletic alcanzó su segunda final de la temporada, esta vez europea, tras la de la Copa del Rey y aún ansía conseguir una plaza en la Liga de Campeones. Nunca Bilbao, ni en sus canciones más tradicionales, fue más grande, más fanfarrona.
Si la fe del Athletic es inquebrantable, el oficio del Sporting de Portugal, indudable. Que el equipo portugués le iba a ceder la iniciativa al rojiblanco estaba cantado. Que se iba a acurrucar en su medio campo para tener más terreno por el que campear si llegaba el caso, era inevitable.
La cuestión era saber si el conjunto de Bielsa iba a saber qué hacer con la iniciativa, es decir, cómo transformarla en ocasiones de gol. Lo supo pronto. Pronto entendió que, a diferencia de lo que ocurrió en Lisboa, Llorente ganaba todas las batallas a los grandullones centrales del Sporting, cuando era uno contra uno, y que Ibai Gómez sabía cómo aprovechar los despistes habituales de su marcador.

Entre la anemia del Sporting, en su salida, como a ver si llovía o salía el sol, se cruzaron Muniain, con un centro medido, que Llorente dejó con el pecho hacia atrás, en su enésima victoria particular, para que Susaeta marcara a bote pronto. El escenario se había iluminado muy pronto, en apenas 17 minutos. El fogonazo fue descomunal. Llorente podía con las torres gemelas del Sporting y Javi Martínez exhibía una soberanía en el juego defensivo que invalidaba los artificios del equipo portugués.

Pero el Athletic tiene el problema en sí mismo. Su gran peligro no está en la táctica, en la actitud o en la ocupación del campo, sino en las pérdidas de balón. Su conjura con la pelota, su afán por cuidarlo como a un bebé, esté donde esté, le lleva a congelar tanto la mirada que se olvida de él y al final se lo roban. Y lo perdió Herrera en el parque del área y lo encontró Wolfswinkel, que no se había visto en otra similar. Y la enchufó, agradecido.
El arma estaba en los costados. El Athletic tenía el costillar terso, pero los costados ágiles. Y del costado, de la zona bíblica del fútbol, salió la lanza de Ibai Gómez para estampar en la red un centro de Llorente. El Athletic recuperaba la jerarquía y frenaba en seco, en apenas dos minutos, la autoestima del Sporting, condenándole a un suplicio que esperaba curar en el vestuario.
Así que, vista la altura del patíbulo, prefirió especular con un solo golpe de soga. Y la soga la puso Llorente, en una nueva asistencia de Ibai Gómez que el delantero de referencia empujó a la red tras dar el balón en el poste ante el sorprendido Rui Patricio. Si la fe mueve montañas, el Athletic movió todas las cordilleras hasta convertir el fútbol en una planicie por la que encontró la carretera que lleva a Bucarest, el destino soñado.(elpais)
Facebook Comments
Athletic Bilbao 3-Sporting de Lisboa 1-Europa League
5 estrellas!

Hola futbolero, no te olvides de dejar tu comentario!